MIQUEL VILLALONGA MOLL (OCTUBRE 2015)

MIQUEL VILLALONGA MOLL (OCTUBRE 2015)

A lo largo del mes de octubre se han dado cita la XV Volta Cicloturista a Menorca y la tercera edición de la Transtramuntana 4500 en Mallorca, dos cicloturistas en las que ha participado Miquel Villalonga Moll. Presidente actual de nuestra  Asociación Cicloturista de Menorca y Delegado de la Federación Balear de Ciclismo. Nacido en Mahón, en 1970, especialista en construcciones metálicas de profesión y padre de tres hijos, ha sabido ganarse a golpe de pedal un lugar preferente entre los aficionados al ciclismo más allá de las orillas de la isla. Admirado por su carácter y buen hacer dentro y fuera del pelotón, hoy tengo el placer de realizar la entrevista a mi presidente, mi referente y, además… mi hermano.

 

A.C.M: Miquel, Eres el Delegado en Menorca de la Federación de Ciclismo de las Illes Balears ¿Qué implica este cargo, cuáles son tus funciones o responsabilidades?

 

M.V: Bueno, en realidad lo que se espera de mí es bastante sencillo, básicamente se trata de coordinar los diferentes clubes o asociaciones de la isla entre sí y con la Federación; planificar junto con ellos el calendario de las carreras y eventos para que no se solapen; y, también, informar a todos de las novedades que puedan presentarse desde la Federación.

 

A.C.M: Esta temporada 2015 te ha tocado ser presidente en funciones, tuviste que coger el cargo tras la dimisión del presidente antecesor; dentro de un mes se convocarán elecciones para la junta directiva de la Asociación Cicloturista de Menorca (ACM) ¿Presentarás un equipo para la nueva directiva?

 

M.V: Sí, por supuesto. Como has dicho, durante esta temporada me ha tocado presidir la junta directiva, pero no como resultado de una votación de los socios, sino porque tras el desafortunado accidente del anterior presidente, que le obligó a retirarse, me tocó aceptar el cargo y así lo hice con toda mi buena voluntad. Ahora me apetece presentar un equipo con el que seguir colaborando con y para la ACM.

 

A.C.M: ¿A quién apoyarías como presidente de la ACM?

 

M.V: A cualquiera que le apetezca trabajar para los socios y tenga una buena planificación para la próxima temporada. Lo importante es querer llevar a cabo acciones, tener ideas, para que todos podamos disfrutar, desde todas sus variantes, del deporte que más nos gusta.

 

A.C.M: ¿Qué cualidades tiene que tener el presidente de la ACM?

 

M.V: La disposición es un requisito primordial, ya que organizar una entidad como la Asociación Cicloturista de Menorca conlleva muchísimo más trabajo de lo que la gente pueda imaginarse: llamadas, facturas, reservas, viajes, encargos, reuniones… Si se quieren hacer las cosas correctamente, tienes que invertir tiempo y sobretodo sin esperar nada a cambio excepto la satisfacción personal. También tener mucha paciencia, ser capaz de entender las distintas perspectivas que puedan tener los socios y sobretodo disfrutar con lo que haces.

 

A.C.M: ¿Qué se ha quedado en el tintero durante este año 2015?

Probablemente no hemos hecho una buena campaña para atraer hacia la ACM nuevos socios. Nuestra asociación no solo debe preocuparse por los socios que somos, sino por los que podamos llegar a ser.

 

A.C.M: ¿Algún error confesable?

 

M.V: (Piensa) Sí. Creo que no he hecho lo suficiente para mantener la directiva más unida. Debería haber mantenido una colaboración más estrecha, buscar más el apoyo del resto de los miembros.

 

A.C.M: ¿Qué acción llevarías a cabo para el 2016?

 

M.V: Conseguir que todos los socios tengan licencia federativa. Es un punto importantísimo. Nadie que practique el ciclismo debería salir sin su correspondiente licencia federativa; además, se exige en todas las marchas cicloturistas y, si no la tienes, para poder participar tienes que pagar un plus.

 

A.C.M: ¿Qué ha significado para ti la Asociación Cicloturista de Menorca?

 

M.V: Descubrir un ámbito diferente del que estaba acostumbrado, tanto deportiva como personalmente.

 

A.C.M: ¿Cuál ha sido el momento más difícil con el que has tenido que lidiar desde la directiva?

 

M.V: Para mí, los momentos más difíciles son los relacionados con las desavenencias que hayan podido surgir entre los socios.

 

A.C.M: ¿Cuál es la historia de la Asociación?

 

M.V: Mmmmm… Bueno, hay personas más indicadas para responder a esta pregunta porque cuando yo entré en contacto con la ACM, ésta ya estaba más que consolidada. La historia que yo conozco es la de un grupo de amigos que solían salir habitualmente en bicicleta juntos y que gracias a la iniciativa de Arturo Sintes, quien consiguió reunir a los primeros socios fundadores, decidieron dar un paso más allá formando una asociación en la que tuvieran cabida todos los aficionados al ciclismo y que quisieran practicarlo de un modo más programado, organizar y participar salidas, vueltas cicloturistas, tanto dentro como fuera de la isla, y dar a conocer el nombre de Menorca.

 

A.C.M: ¿Qué ideología hay detrás de la Asociación?

 

M.V: Simplemente la de disfrutar del ciclismo desde todos sus ámbitos: competitivo, deportivo, recreativo, social…

 

A.C.M: ¿Crees que esa ideología sigue vigente, es respetada?

 

M.V: Sí, totalmente.

 

A.C.M: ¿Qué intentarías cambiar hoy por hoy de la ACM?

 

M.V: Un punto que me preocupa actualmente es revalorizar la ACM. Todos los que salen regularmente con la ACM deberían ser socios de la ACM; quiero decir que a pesar de haber sido siempre un grupo abierto a todo el mundo, ahora mismo se está dando una situación un tanto inaceptable desde el punto de vista de una asociación. Precisamente con la equipación, dirigida única y exclusivamente a los socios, hemos intentado marcar esa diferencia, pero aún queda mucho trabajo por hacer relacionado con ese aspecto.

 

A.C.M: ¿Cuáles son tus inicios en la bicicleta?

 

M.V: Todo empezó en el 2006. Yo tenía una bicicleta MTB y me apeteció salir a pedalear para hacer algo de deporte, recuperar la forma física, tema de salud, etc. El modo de vida que llevamos actualmente exige tanto a nivel físico como anímico practicar un deporte, estar en forma. Empecé dando pequeños paseos durante un par de meses y entonces me di cuenta de que salía en una MTB pero siempre por la carretera, de manera que decidí comprar la que fue mi primera bicicleta de carretera. Por otro lado, conocía a algunas personas que ya salían en bicicleta y al enterarse de que empezaba a practicar el ciclismo me invitaron a unirme a la ACM. Me encantó, y apenas seis meses después me compré la bicicleta que llevo actualmente.

 

A.C.M: En tus inicios encima de la bicicleta, ¿Te quedaste “tirado” alguna vez? ¿Tuvieron que esperarte en alguna ocasión?

 

M.V: (Se ríe) Que si me he quedado solo sin poder seguir al grupo… muchísimas veces, y acerca de si tenían que esperarme, ¡en cada salida! (Risas).

 

A.C.M: ¿Por qué una Cerveló?

 

M.V: En su momento tenía como referente a Fabian Cancellara y él corría con una Cerveló. Me informé y me pareció que era una buena bicicleta, además, estéticamente me llamó la atención porque tiene un estilo clásico que a mí me gusta mucho.

 

A.C.M: ¿Crees que es cierto que la bicicleta influye en el rendimiento o es un efecto placebo?

 

M.V: Si hablamos de bicicletas comparables en calidad estoy seguro que no influye en absoluto. De hecho, los profesionales cambian de marca, modelo… si la bicicleta fuese un factor determinante siempre irían con la misma.

 

A.C.M: ¿Cuál te comprarías ahora?

 

M.V: La marca Canyon me parece insuperable en la relación calidad y precio que presenta. Si no tenemos en cuenta el precio, no tengo ninguna en mente, pero me gustaría una con una línea clásica.

 

A.C.M: Desde que empezaste hasta hoy ¿Cómo definirías el desarrollo del ciclismo en Menorca?

 

M.V: Por supuesto en estos diez años he podido apreciar un aumento impresionante relacionado con la práctica del ciclismo en Menorca, especialmente en la especialidad de MTB; supongo que por la campaña que se hizo en su momento para potenciar el Camí de Cavalls. Si hablamos de la ACM en estos últimos diez años podemos constatar que ha habido muchas altas y bajas, gente que se asocia durante un tiempo y luego lo deja. Si miramos el histórico de la asociación veremos que llevamos unos años en los cuales el número de nuevas inscripciones es aproximadamente equivalente a la cantidad de bajas. Por eso el número de socios se mantiene siempre más o menos igual.

 

A.C.M: Has sido socio del Club Peña Ciclista Mahonesa. ¿Con qué recuerdo te quedas de esa etapa?

 

M.V: Fue mi mejor época a nivel competitivo. 2010, el mejor año en que conseguí ganar carreras, competí en Mallorca consiguiendo un estado de forma óptimo. Disfruté muchísimo en esos años.

 

A.C.M: ¿En qué momento decidiste dar el salto a la competición?

 

M.V: Salía a entrenar con compañeros que ya competían y me animaron a hacerlo. Pensé que, total, si ya salía a pedalear a un ritmo competitivo, porqué no probarlo.

 

A.C.M: ¿De quién has aprendido más?

 

M.V: En realidad no se aprende únicamente de un corredor, sino de muchos; de algunos aprendes detalles que luego entrenas, te los haces tuyos y mejoras; y de otros, se aprende lo que no se debe hacer.

 

A.C.M: ¿Tu máximo rival competitivo?

 

M.V: Nunca he considerado a nadie como un rival, más bien como un referente, alguien de quien aprender. Si tengo que elegir a alguien, así, a bote pronto… tal vez fuese Bobby Pons.

 

A.C.M: Y a nivel profesional ¿Con qué corredor actual te quedas?

 

M.V: En los años en que competía me fijaba mucho en Philippe Gilbert. Si tengo que elegir un corredor más actual, me quedo con Chris Froome.

 

A.C.M: Ahora que has probado los dos ámbitos ¿Te quedas con el deportivo o con el competitivo?

 

M.V: (Sonríe pensativo) No pueden compararse. Según el momento elegiría uno u otro. El competitivo es mucho más estricto, exige dedicación, tiempo, entrenamiento… Mientras que el cicloturista es más llevadero y aporta otras emociones. Lo dicho, no puedo elegir entre uno y otro, me gustan mucho los dos y cada uno tiene su momento.

 

A.C.M: A.C.M: ¿Con qué carrera te quedas? ¿Por qué?

 

M.V: 2010, Sant Bartomeu, en Ferreries. Fue la primera que gané y la recuerdo con mucho cariño.

 

A.C.M: ¿Y cicloturista?

 

M.V: Acabo de terminarla hace un par de semanas: La Transtramuntana 2015. De hecho, ha sido la primera cicloturista en la que en verdad he participado. El resto siempre han sido competiciones o consideradas como tales.

 

A.C.M: ¿Por qué nunca has participado en la Mallorca 312?

 

M.V: Porque nunca la he considerado una prueba cicloturista. De haberla pedaleado, lo hubiera hecho como si se tratara de una competición, y como tal, no estaba en mis expectativas. Creo que es una carrera que estaría por encima de mis posibilidades. Por esta razón siempre he participado en la Mallorca 167, para mí, más asequible. Como antes te he dicho, ahora que he participado en la Transtramuntana 4500, he aprendido que también se puede disfrutar en una marcha cicloturista, se trata de cambiar la mentalidad y buscar otras emociones.

 

A.C.M: ¿En cuál te gustaría participar?

 

M.V: (Sonríe) En la Volta Menorca 2030.

 

A.C.M: ¿Cuáles son tus objetivos para el 2016?

 

M.V: Volver a la competición tanto en Menorca como en Mallorca (Semana Másters) y participar disfrutando en las marchas cicloturistas como la Mallorca 312.

 

A.C.M: Hemos podido escuchar en muchas ocasiones las dificultades que hay detrás del ciclismo competitivo en Menorca ¿Cuáles son y por qué existen?

 

M.V: Son varias: la cantidad de participantes o interesados en el ámbito competitivo en Menorca es muy reducido y esto dificulta su organización. Por otra parte, hay una notable falta de interés por parte de la administración a la hora de promover las carreras, contrariamente a cómo la hace con otros deportes, tanto material como burocráticamente, en relación al ciclismo todo son pegas. Puedo decir que incluso a través de la Federación se han propuesto carreras que los ayuntamientos o el mismo Consell Insular han denegado.

Un ejemplo claro ha sido la ruta de los Faros de Menorca. Después de 10 años, la organización ha decidido no seguir con esta vuelta cicloturista por falta de apoyo e interés de la Administración, lo cual es  una verdadera pena y un error a nivel insular.

 

A.C.M: ¿Cómo es la relación entre los distintos clubes de la isla?

 

M.V: La relación es correcta ya que los intereses son mutuos. De todos maneras somos muy pocos y la presión que podemos ejercer es mínima, así que si queremos organizar eventos ciclísticos siempre lo hacemos a través de la Federación.

 

A.C.M: ¿Qué falta en Menorca en cuanto a eventos ciclísticos?

 

M.V: Promover el ciclismo femenino. Realizar más eventos exclusivos para féminas como se hace, por ejemplo, en Mallorca.

 

A.C.M: ¿Qué opinión tienes de los comercios dedicados al ciclismo en nuestra isla?

 

M.V: Creo que falta profesionalidad en el ámbito mecánico. Los comercios se han centrado mucho en las ventas y están dejando de lado algo tan importante como es un buen servicio de mantenimiento y mecánica. Por otro lado, también creo que se están quedando obsoletos a la hora de “cuidar” a los clientes presentando ofertas y promociones. Internet les está ganando la batalla comercial y no veo que hagan nada para mejorar esta situación. Un ciclista aficionado debería tener la ilusión de visitar su tienda habitual antes que mirar por la Red.

 

A.C.M: ¿Conoces el ámbito de la MTB en Menorca?

 

M.V: No lo practico porque es una especialidad que no me atrae especialmente, pero soy consciente del ámbito competitivo como delegado de la Federación.

 

A.C.M: ¿Cómo explicas que la Menorca BTT supere con creces en participación a la Volta a Menorca de carretera?

 

M.V: En Menorca hay más afición por la MTB que por el ciclismo de carretera. La MTB está generalmente considerada una variante más recreativa del ciclismo. Puedes observar que cuando alguien empieza a salir en bicicleta, no se le ocurre (como me pasó a mí mismo) comprarse una bicicleta de carretera, sino una MTB y salir a dar paseos, disfrutar del paisaje, hacer fotos… en el ciclismo de carretera no existe esta concienciación.

 

A.C.M: ¿Qué opinas de esta afirmación “cuando se ve a una persona sola, en la carretera, es un fracaso de la ACM”?

 

M.V: No estoy de acuerdo. Hay montones de razones por las cuales se da esa circunstancia. Yo creo que si una persona va sola en bicicleta es porque realmente eso es lo que quiere y me parece muy respetable.

 

A.C.M: El objetivo de toda asociación es conseguir el máximo número de asociados (en caso contrario hablaríamos de un club). El número de socios de la ACM no es que aumente considerablemente año tras año ¿Por qué?

 

M.V: Como ya te he comentado, es una cuestión de ratio. Ahora mismo hay tantos socios que se van como los que vienen. En caso contrario las cifras nos mostrarían cómo iríamos perdiendo socios año tras año y ese caso no se da. Yo creo que algo muy bonito de la Asociación es, más que tener muchos socios en activo, la cantidad de socios que han pasado por la ACM, la cantidad de aficionados que en algún momento han querido formar parte de la ACM.

 

A.C.M: ¿Eres consciente de si hay gente que se inicia en el deporte del ciclismo y que le gustaría formar parte de la ACM, pero no se atreve por el nivel al que se está rodando?

 

M.V: Sí. Existen casos y todos hemos pasado por esta circunstancia. Es un proceso inevitable. Lo necesario es superar esa barrera, perder el miedo a salir con un grupo. Lo importante es querer continuar y mejorar, lo demás llega con el tiempo. Además, si alguien tiene realmente ganas de salir, aprender y mejorar con un grupo como la Asociación, siempre se encuentra el modo. Si la primera vez que una persona se queda atrás, sin poder seguir el ritmo del grupo, se da por vencida, entonces puede que el ciclismo no sea el deporte más idóneo para ella.

 

A.C.M: ¿Estás en contacto con otros clubes fuera de la Isla?

 

M.V: Sí, por supuesto, tengo buenos compañeros y amigos que forman parte de diferentes clubes y asociaciones de España.

 

A.C.M: Valora estos eventos según la siguiente puntuación: 1 (mal), 2 (regular), 3 (bien aunque mejorable), 4 (excelente):

 

¿La Volta a Menorca?

Le pongo un 4.

 

¿Ruta de los Faros?

Un 3.

 

¿La Brevet 300 de Menorca?

A ésta, un 3.

 

Y para terminar, ¿nuestras Challenges de los fines de semana?

Por supuestísimo, un 4.

 

A.C.M: Ya sabes que la misma pregunta se la hago a todos los entrevistados, ¿puedes darnos algún consejo para mejorar sobre la bicicleta?

 

M.V: Mi consejo es que lo principal es disfrutar y ser consciente de que el ciclismo como afición es un proceso lento. Los entrenamientos siempre son individualizados, por mucho que te digan y te aconsejen con la mejor de las voluntades, uno tiene que probar distintos métodos hasta encontrar lo que le guste y le vaya bien. Y sobretodo aprender de los demás lo que a uno más le convenga.

 

Miquel, muchas gracias por dedicarnos tu tiempo para poder realizar esta estupenda entrevista y por saber llevarnos siempre a tu rueda todos los fines de semana. Es un placer en todos los aspectos. Sigue así maestro, los demás seguiremos aprendiendo de ti.

 

Entrevista realizada el 05-11-2015 por Daniel Villalonga para la Asociación Cicloturista de Menorca