CRÓNICA 36ª CHALLENGE 12-09-2015

36ª CHALLENGE from Daniel Villalonga Moll on Vimeo.

 

Impresionante la 36ª Challenge de la Asociación Cicloturista de Menorca. Una ruta fantástica que ha empezado a las 8.00h. en el Port de Maó iniciando un recorrido circular que ha servido a modo de calentamiento. Desde el Port de Maó, más de una quincena de socios nos hemos dirigido hacia Sant Lluís, para desviarnos a continuación hacia Es Castell y regresar de nuevo al Port de Maó. El próximo objetivo era el Far de Favàritx. Todos juntos hemos atacado las duras rampas que llevan hasta el famoso cabo a una velocidad bastante elevada de manera que se han producido algunos cortes en el pelotón principal. Reagrupamiento en el cruce con la carretera de Fornells y hacia el siguiente punto que era el avituallamiento en Es Mercadal. Después de los cafés, tés y refrescos nos hemos parado en un supermercado para reabastecernos de agua, allí hemos coincidido con un numeroso grupo de ciclistas de Mallorca. Acto seguido nos hemos dirigido hacia el próximo objetivo y segundo faro del día, el Far de Cavalleria. Por el Camí de Tramuntana, que sin duda es una de las carreteras más bonitas por las que pedalear en Menorca pero con un pavimento totalmente descuidado, en un pésimo estado (suerte hemos tenido de haber sufrido “solamente” dos reventones) que la convierte en un tramo desagradable a causa de sus innumerables socavones y asfalto roto en forma de grava, se ha llegado hasta el cruce con la carretera que lleva hasta el faro más septentrional de la isla. Este segmento era el tramo libre de la jornada, y el socio que se ha impuesto en punta de velocidad para subir la larga pendiente hacia el faro ha sido Nico Beamud (¡Enhorabuena campeón!). Después de la visita al cabo de Cavalleria tocaba llegar hasta la bahía de Fornells. En ese momento ya llevábamos alrededor de ochenta kilómetros y al llegar a la rotonda que da paso hacia Fornells algunos socios decidieron seguir hacia Maó y ahorrarse tiempo y distancia. A un ritmo elevado hemos llegado hasta el puerto de Fornells y después de volver a llenar los bidones de agua fresca, la decena de socios que quedábamos hemos iniciado mediante unos fabulosos relevos que han ayudado a capear el molesto viento en contra que se ha levantado, el regreso hacia el Port de Maó donde terminaría esta fantástica trigésimo sexta salida con casi 120 km en las piernas. Un muy buen entreno para aquellos compañeros que tienen en mente participar en la exigente vuelta cicloturista Transtramuntana. Ánimo, ahora… ¡A por la siguiente!