CRÓNICA 35ª CHALLENGE 06-09-2015

Este pasado domingo 06-09-15 tuvo lugar la primera Challenge del mes de septiembre. Después del típico mes vacacional, algunos socios de la Asociación Cicloturista de Menorca nos reencontramos en el local del Port de Maó para recorrer la ruta programada de la 35ª Challenge. En vísperas de las fiestas de Maó por un lado y la carrera organizada por la Peña Ciclística Mahonesa por otro, la verdad es que la concurrencia de socios no fue precisamente de las más multitudinarias. A pesar de todo, la jornada se presentaba entretenida y con un recorrido novedoso por los alrededores de la capital menorquina.

A las 8.00h salimos hacia la carretera de La Mola para, así, en frío, atacar las duras rampas características de este segmento. De modo que con un ritmo más que llevadero recorrimos toda la ruta para, al regresar, desviarnos hacia la urbanización de Sa Mesquida continuando así con más rampas con pendientes demoledoras.

De nuevo en el Port de Maó, nos dirigimos hacia Es Grau iniciando el único tramo libre de la jornada, al principio a un ritmo suave para intentar descargar las piernas del esfuerzo realizado, pronto un grupo de escapados se lanzan aumentando la velocidad para disputar este fantástico tramo competitivo que tendría como acompañante de lujo el viento totalmente en contra. Finalmente, con una astucia digna de su experiencia se impone en el esprint final Miguel Villalonga llegando el primero a la costera urbanización (¡Enhorabuena campeón!).

Regresando todos juntos en pelotón recorremos el Port de Maó para dirigirnos hacia Es Castell. Entre risas y chascarrillos decidimos cambiar este pueblo como lugar de avituallamiento por el de Sant Lluís ya que algunos socios quieren recorrer un poco más de distancia pero regresar a tiempo para poder ver la carrera organizada por los compañeros de la Peña Ciclista Mahonesa en honor de las fiestas patronales.

En Sant Lluís nos paramos en la Avenida para tomar un poco de aliento mientras tomamos café o refrescos y despedirnos de los compañeros que deciden regresar. A continuación seguimos a un ritmo moderado por la carretera que bordea el aeropuerto y comunica Sant Lluís con Sant Climent. Acto seguido, la fracción de socios que aún quedamos seguimos con la ruta marcada hacia Cala en Porter para regresar a continuación hasta Maó terminando esta poco concurrida aunque divertida trigésimo quinta Challenge.