CRÓNICA 12ª CHALLENGE 28-03-15

 

Gran fondo. Así es como podemos calificar la 12ª CHALLENGE de la Asociación Cicloturista de Menorca. A las 8.00h desde el local en el Port de Maó, una docena de socios junto a un numeroso grupo de acompañantes tomábamos la salida hacia la carretera de Fornells a una velocidad moderada por el intenso viento de Tramuntana que desfavorecía el fantástico día primaveral que se nos estaba presentando y que se recebía gratamente después de más de un mes de mal tiempo.

Al llegar a la rotonda de Fornells nos desviamos hacia Es Mercadal donde hubo el primer corte del pelotón inicial, algunos compañeros decidieron dar por acabado su recorrido ciclista en el céntrico pueblo de la Isla mientras los demás seguíamos la ruta organizada.

Todo el pelotón unido atacamos la cuesta del desmonte hacia Ferreries donde nos encontramos con otros compañeros que habían salido de la parte más occidental de la Isla. Reagrupados dejamos de lado el desvío hacia Ferreries para seguir hacia Ciutadella por la carretera general. Tras bajar la Costa de sa Quadra a una velocidad muy inferior a la habitual a causa del molesto viento que nos seguía frenando la marcha, los participantes teníamos claro lo que se avecinaba: se iniciaba el tramo libre –la única parte competitiva del recorrido– con la subida de la Costa Nova y con el aire en contra. Los participantes subimos a buen ritmo el largo repecho aunque la bicicleta que finalmente se impuso con gran esfuerzo fue la de Nico Beamud (¡enhorabuena!)

Después de recuperar las energías y reagrupar el pelotón en la explanada del Castillo de Menorca, seguimos la ruta hacia Ciutadella. Apenas vislumbramos la capital de poniente, en la primera rotonda que nos encontramos, el pelotón se desvió hacia el principal objetivo del recorrido: Cala Morell. Seguíamos con una velocidad más que moderada puesto que al enfocarnos hacia el Norte, el viento todavía se intensificó más. Sin ningún percance llegamos a la urbanización con la sensación de haber cumplido con el objetivo, pero con muchas ganas de regresar rápidamente para poder disfrutar de la sensación de tener el viento a favor, placer del que se nos estaba privando toda la mañana y, también, porque en Ciutadella tenía lugar el esperado avituallamiento en nuestra preciada Cafetería el Diamante.

Al regresar de Cala Morell el pelotón aceleró progresivamente con algún que otro demarraje que provocó las risas del personal, sobretodo después de un fugaz “lanzamiento” que protagonizó uno de los compañeros y que sin duda se convirtió en la anécdota de la jornada.

Entre risas llegamos al avituallamiento donde como siempre fuimos atendidos de lujo y después de 60km pudimos recuperar energías. Tras los cafés y pastelitos (¡Gracias!) proseguimos la ruta por la carretera general de nuevo hacia Ferreries. En el pueblo tomamos el desvío hacia Es Migjorn y después del habitual reagrupamiento, todos juntos hasta Alaior donde enfilamos el Camí den Kane hasta Maó. Terminando así, después de 110 km, esta 12ª CHALLENGE a una velocidad endiablada, pues en esta ocasión teníamos el viento a favor y ya era hora de aprovecharlo.